Y tu sabrás que mi nombre es Yavé

De Ezequiel, 25-17: El camino del hombre recto está por todos lados rodeado por la avaricia de los egoístas y la tiranía de los hombres malos. Bendito sea aquel pastor que, en nombre de la caridad y de la buena voluntad, saque a los débiles del Valle de la Oscuridad. Porque Él es el verdadero guardián de su hermano y el descubridor de los niños perdidos. ¡Y os aseguro que vendré a castigar con gran venganza y furiosa cólera a aquéllos que pretendan envenenar y destruir a mis hermanos! ¡¡¡Y TÚ SABRÁS QUE MI NOMBRE ES YAVÉ, CUANDO MI VENGANZA CAIGA SOBRE TI!!!

Jules Winnfield (Samuel L. Jackson) en Pulp Fiction

Qué significa “Sip”?

Conversación interesante.

Pregunta:

¿Qué significa “sip” realmente?

¿Significa gracias por decírmelo, lo entiendo?

¿Significa “No entiendo ni una sola palabra de lo que acabas de decir, pero soy educado y te parecía gustar el sonido de tu propia voz, así que sigue con ello”?

¿O significa “Ya lo sabía. Acabas de gastar tu aliento hablando conmigo. Cállate en el futuro, narizotas”?

Respuesta:

Sip.

Vía Yo Programador, traducción libre.

Elige tu vida

Elige la vida. Elige un empleo. Elige una carrera. Elige una familia. Elige un televisor grande que te cagas. Elige lavadoras, coches, equipos de compact disc y abrelatas eléctricos. Elige buena salud, colesterol bajo y seguro dental. Elige hipoteca a interés fijo. Elige un piso piloto. Elige a tus amigos. Elige ropa deportiva y maletas a juego. Elige pagar a plazos un traje de marca en una amplia gama de putos tejidos. Elige bricolaje y preguntarte quién coño eres los domingos por la mañana. Elige sentarte en el sofá a ver teleconcursos que embotan la mente y aplastan el espíritu mientras llenas tu boca de puta comida basura. Elige pudrirte de viejo cagándote y meándote encima en un asilo miserable, siendo una carga para los niñatos egoístas y hechos polvo que has engendrado para reemplazarte. Elige tu futuro. Elige la vida… ¿pero por qué iba yo a querer hacer algo así? Yo elegí no elegir la vida: elegí otra cosa. ¿Y las razones? No hay razones. ¿Quién necesita razones cuando tienes heroina?

Monólogo inicial de Trainspotting

Somos los hijos malditos de la historia

La publicidad nos hace desear coches y ropas, tenemos empleos que odiamos para comprar mierda que no necesitamos. Somos los hijos malditos de la historia, desarraigados y sin objetivos. No hemos sufrido una gran guerra, ni una depresión. Nuestra guerra es la guerra espiritual, nuestra gran depresión es nuestra vida. Crecimos con la televisión que nos hizo creer que algún día seriamos millonarios, dioses del cine o estrellas del rock, pero no lo seremos y poco a poco nos hemos dado cuenta y estamos, muy, muy cabreados.

Todos somos estrellas

Dicen que cada átomo de nuestro cuerpo formó alguna vez parte de una estrella.

Vincent (Gattaca, 1997)

star

Esto lo había pensado ya alguna vez yo… también es cierto que nuestros átomos acabarán formando parte y ya han sido componentes de diversos seres vivos, o de cualquier otra cosa del universo… te hace sentirte pequeño, no?

Yo a veces (sí, se me va un poco la pinza) al ver una piedra, por ejemplo, pienso cuál podría haber sido el origen de alguno de sus átomos… otros seres vivos, pedazos de planetas lejanos, cometas, incluso seres vivos de otros planetas, por qué no…

Así que supongo que igual que nuestro átomo ya ha formado parte de una estrella, en un determinado tiempo volverá a formarlo de otra, lo cual no deja de ser bonito también.

La frase vía Microsiervos, de las divagaciones no tienen la culpa, son de la casa :)