Islas Cíes

A pesar de tenerlas muy cerca de casa, nunca me había acercado a un pequeño paraíso natural de los que tenemos en Galicia, las Islas Cíes. Es un conjunto de tres islas situado en la Ría de Vigo, situado a escasa media hora en barco desde Vigo, y son un auténtico paraíso natural. Por el color del agua y la naturaleza uno podría despistarse y creer que está en medio del Caribe, pero en cuanto se pone un dedo en el agua la gélida realidad te traslada de nuevo a Galicia…

A las islas se llega solo en barco, y el número de visitantes por día está regulado, así que es aconsejable reservar con antelación para evitar quedarse sin billetes el día del viaje. Los barcos salen de varios puertos, entre ellos Cangas y Vigo, y te dejan en la mismísima playa de la isla. En las islas hay poca “civilización” (ese es el objetivo, al fin y al cabo), exceptuando algunas instalaciones de mantenimiento (garajes y almacenes, y casas para personal del Parque Natural), y algunos establecimientos para los visitantes, incluyendo un par de restaurantes/bares y un camping también con restaurante. También hay un par de faros en los extremos de la isla, con un paseo y unas vistas espectaculares.

En el día que viajamos nosotros no hacía demasiado sol y calor, pero aún así la subida se hizo larga, así que mejor tomarla con paciencia. La visita es muy recomendable para los amantes de la playa (yo no me cuento entre sus mayores fans y aún así me gustaron mucho), la naturaleza, o los paisajes bonitos.